General

Cosas que no entiendo…

Uno empieza la vida aprendiendo cosas. Primero el sonido del latir del corazón de tu madre mientras en su vientre. Puede que lo segundo sea la voz de tu padre o al médico que le dice a tu madre que empuje, nunca lo tuve claro. Luego se presenta el reto de intentar entender a un montón de señores y señoras que hacen muecas cada vez que te ven, te tiran por los aires, te pellizcan los mofletes, te sonrien algunos y otros ni se inmutan. Todo muy complejo para una mente tan joven.

Cuando menos te lo esperas comienzas a emitir sonidos y vuelves a la rueda del aprendizaje. Parece que puedes llegar a expresarte más allá de los llantos, las rabietas y los gritos. La leche, vamos. Mientras tanto descubres que puedes controlar tus brazos y piernas, coordinarlos en movimientos que te lleven de la trona al sofa y vuelta otra vez. Dios mío, este mundo promete.

A lo largo de unos 6 añitos, generalmente unas señoras se aplican en enseñarte colores, formas, delimitar espacios, hablar como las personas normales y no sólo a cachos. Descubres la música, cantar mover tu cuerpo al ritmo acompasado de unas palmitas y demás acciones increibles.

Bien, prueba superada. Puedo cagar sólo en un wáter, puedo mear dentro de la taza, puedo leer algunas cosas largas y puedo vestirme sólo. Guau! La vida es maravillosa. O eso crees. Te meten en una habitación con otros tantos tipos como tú. Con suerte habrá niñas para tirarles de las coletas (comienza tu encuentro con el otro sexo…). Y empiezan a pedirte que aprendas más cosas. Que si a sumar, restar, raices cuadradas, trigonometría, formas geométricas, lees a tipos interesantes (otros no tanto), te enseñan a hablar de otra forma (idiomas creo que se llamaba), rios, lagos, montañas y demás conceptos. Te piden encima que demuestres que lo sabes, que tienes buena memoria y te has tragado lo que pone en esos libros en  los que expresas tu alma creativa de dibujante.

Por el camino descubres tu identidad como hombre (en mi caso), que tienes una cosa ahí abajo que comienza a hablarte cuando las chicas están cerca, corres y saltas potros y demás estupideces, das y recibes ostias como panes, haces amigos/as, que si música que te pone a mil o te lleva a lo más hondo. Se trata de la época de sentir, donde los sentimientos son algo incontrolables. Algo así a cuando eras un bebé y te cagabas encima porque eras incapaz de decir que no. Lloras, ries, te parten el corazón o te llevan a cotas increíbles de placer (sentimental, se entiende).

Uff! Qué aventura. Espera, que hay más? Universidad? Más estudio? Pero si ya me sé los rios y las montañas!! Ah!, que se trata de “profundizar” en lo que sabemos. Vamos allá. Es verdad hay mucho más de lo que me decían en el cole o en el insti. Todo un mundo por descubrir. Por el camino conozco internet. Eso sí que mola. Puedo volcar mis frustraciones, mi locura o mis penas en un gran sitio para no sentirme sólo. Con suerte encuentras una chica que te es fiel y que te gusta muchísimo más que las demás. Parece que te corresponde. No la pierdas, chaval que te ha costado mucho encontrarla!!!

Ey!! Tengo una carrera. Sé un güevo de lo mío. Y, gracias a interntet, sé mucho también de otros temas que me atraen. Sé de curiosidades interesantes. Sé tantas cosas que parece que ya lo sé todo. Entonces encuentras un trabajo y eres un mojón de pato con tantas cosas que crees saber. La vida te da otra vez en todo el moflete con el guante. Lo recoges?? Sí al nuevo reto!!! Sí a la vida, vamos allá!!!

Las cosas que creias estáticas cambian, aparecen nuevas tecnologías para usar, nuevas sensaciones que no habías vivido (alguna muerte de un familiar o amigo cercano) o revives otras perdidas u olvidadas. Miras atrás y llevas un buen trecho de vida. No has dejado de aprender en todo el camino, a veces sólo, a veces acompañado, a veces te enseñan, a veces aprendes por tu cuenta.

Y entonces empiezas a plantearte preguntas que no tienen a las que no encuentras respuesta. Cosas que no entiendes.

Porqué si tus suegros te pillan follando haciendo el amor con tu novia eres un pervertido y un salido, y cuando la dejas embarazada después de casarte te felicitan y se alegran? No es el mismo acto antes y después?

Porque se empeña la sociedad en ocultar/renegar/despreciar el sexo y convertirlo en un acto a ocultar y denostar? Pero no les gusta a todos esas sensaciones, las caricias, las explosiones placenteras, el roce de piel con piel? Acaso en la naturaleza no es un acto vital para todas y cada una de las especies? No os dais cuenta de que los humanos somos los únicos seres que podemos disfrutar del acto únicamente por placer?

Porqué esos amigos con los que compartias tus más íntimos secretos y jurasteis que seriais para siempre inseparables, un día te los encuentras y os saludais como saludas al frutero de tu barrio? Dónde quedan las promesas de niño? Pérdida de inocencia? He sido un inocente toda mi vida y sigo sin entenderlo.

Porqué si intentas ser conciliador, no discutir, evitar los enfrentamientos, ser educado con los demás, intentar aprender de ellos cosas nuevas, ser amable, escucharles e intentar comprenderles te dan con la puerta en las narices, se empeñan en hundirte o incluso aprovecharse lo más posible? Es que se me olvidó aprender la maldad, el desprecio, los prejuicios y la indiferencia? Es la hipocresía el camino, maestro?

Porqué si no sigues a la mayoría, si no haces lo que todo el mundo considera normal, lo que te venden en la tele/radio/facebook/tuenti/blogde EnriqueDans/ElPais/ElMundo como lo correcto se te considera un tipo raro, un friki, uno que va por libre, un descarriado? Descarriado de qué, no sereis vosotros los raros que haceis exclusivamente lo que os dicen que hagais ( And now you do what they told ya)?.

Porqué cuanto más mayor te haces se te complica exponecialmente la existencia, los problemas son mucho mayores, las situaciones a veces se vuelven insostenibles, las relaciones con las personas son más impersonales? Si la tecnología tiende a facilitar la vida cotidiana, porqué la complicamos en todos los demás sentidos?

Porqué nos/se empeñan el mundo entero en NO aprender de la experiencia, en anular completamente las experiencias vividas e intentar pensar que ha sido todo un error? Acaso no llevamos desde cigotos en el vientre materno aprendiendo de la experiencia, de lo que tenemos delante, de lo que los sentidos no proporcionan? Porqué evitarlo, reducirlo, anularlo?

Estoy seguro que hay respuestas satisfactorias. Pero por ahora sólo escucho excusas vanas, artificios sociales y frases hechas que intentan apaciguar tus ansías de aprender. Llevo toda la vida aprendiendo y seguro que las respuestas a éstas y otras preguntas también las aprenderé.  Lo que no sé es cuándo tocará. Estoy expectante por lo siguiente que me deparará la vida.

P.D. Si teneis preguntas que tampoco entendeis, o de las que no teneis respuesta, ponedlas por aquí. A lo mejor entre todos sacamos algo en claro (…calvo…).

Anuncios

Comentarios

8 comentarios en “Cosas que no entiendo…

  1. Eres raro.

    Publicado por Manuel77 | 5 enero, 2010, 4:48 pm
  2. A mucha honra. Me ha llevado 31 años serlo.
    Y tú, eres raro o sólo un subproducto de la sociedad de consumo que no ha sabido adaptarse a las corrientes actuales?

    Publicado por paparra | 5 enero, 2010, 4:55 pm
  3. Empiezas el año profundo o pasas mucho rato solo y te da por darle al coco XDDDD
    Feliz año chicos.

    Publicado por Roberto | 5 enero, 2010, 7:12 pm
  4. Ey Rober!
    La verdad es que son cosas que llevan tiempo rondándome la cabeza pero no encuentran ni la forma ni el tiempo adecuado para salir ordenaditas, unas detrás de otras para que tenga sentido.
    Cuando se supone que uno empieza una nueva etapa, suele reflexionar. Y en esos momentos salen ideas y pensamientos que estaban latentes.
    Seguro que a tí también te pasa, que también eres un raro, jajajajaja!!!!!!
    A ver si nos vemos, chato!!!!

    Publicado por paparra | 5 enero, 2010, 10:10 pm
  5. Nos es muy difícil salir del rebaño, hay que trabajárselo mucho, tío.

    Publicado por Manuel77 | 7 enero, 2010, 7:39 pm
  6. Buen post 🙂

    Publicado por Belloto | 8 enero, 2010, 12:18 pm
  7. Manuel:Nos es muy dificil nadar contra tanta corriente y moliente. A veces también hay que dejarse llevar. El problema es elegir en qué momento dejarse llevar y en qué momento plantarse, no?
    Belloto: gracias por comentar en un lugar tan desolado!!!!

    Publicado por paparra | 8 enero, 2010, 5:19 pm
  8. Me ha sorprendido gratamente leerte, más que nada, porque has ido explicando a la perfección sentimientos y sensaciones que he sentido en mi piel. Siempre he creído en las ovejas negras y descarriadas, en las pintadas de los baños: “las chicas buenas van al cielo … las malas a todas partes” pero sobre todo, creo en mi misma, y por eso me da igual que digan que soy rara, porque como un día me dijo mi amigo David: “…tú no eres rara, eres especial…” asi que, encantada de que el resto del mundo crea que soy rara, y lo siento por ellos si no me entienden. Yo tampoco entiendo como ellos pueden ser unos borregos que siguen los dictados de otros omitiendo sus personalidades para ser unos pobres de espíritu y tristes individuos que no logran gozar, ni sonreir de la misma manera que yo.

    Siéntete orgulloso de ser quien eres. Salud y república, compañero.

    Publicado por Laberintologa | 2 mayo, 2010, 11:26 pm

Deja un comentario!!!!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: